La prediabetes puede ser una segunda oportunidad para llevar una vida saludable

¿Te han diagnosticado prediabetes? Bueno, te han dado una segunda oportunidad con tu salud.

La prediabetes significa que tienes niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal. A pesar de que se trata de una afección de salud grave, suele ser reversible. Muchas personas pueden evadir o retrasar la diabetes tipo 2 con cambios sencillos en su estilo de vida.

Tómalo como una llamada de atención. Es un regalo que te puedes hacer para tener una vida más larga y sana. Al evitar la diabetes, te librarás de sus efectos secundarios y riesgos. Estos van desde ataques al corazón, ceguera hasta la pérdida de una extremidad.

Esta es una oportunidad para hacer lo que has estado posponiendo. Puedes cambiar y abandonar. Cambiar a comer alimentos más saludables. Abandonar la comida chatarra y dulces en tu día a día. Estás en un punto crítico. Si necesitabas una excusa para cambiar tu dieta, ¡la encontraste!

Cuando te dieron tu diagnóstico, tu médico probablemente te dijo dos cosas: hacer ejercicio y tener una dieta más saludable. Esto se debe a que bajar tu peso, aunque sea un pequeño porcentaje, puede revertir la prediabetes.

La dieta que te hará lograrlo es baja en azúcares y baja en grasas. Se centra en proteínas magras, pocos carbohidratos y muchas verduras.

Esto puede hacer que comprar tus alimentos sea un desafío. Desafortunadamente, muchos de los alimentos que ves en las tiendas están llenos de azúcar o sodio y carecen de ingredientes nutritivos.

Consejos para ir de compras

Cuando vayas de compras, evita alimentos azucarados como galletas, pasteles, dulces, bebidas azucaradas, helado y jarabes. Recuerda, los alimentos almidonados y procesados como el arroz blanco y la mayoría de los productos de pan y panadería así como muchos de los cereales de desayuno, aumentan el azúcar en la sangre. Si debes comprar productos como pan o cereal, elije los de grano entero y sin azúcar. Compra arroz integral en lugar del blanco. Esto es porque la fibra en los granos enteros ayuda a regular el azúcar en la sangre.

También debes reducir tu consumo de grasa. La grasa no es solo lo que quitas de la carne. Los productos lácteos, como la mantequilla, la leche entera y el queso son altos en grasa y calorías. Deberás evitarlos mientras trates de bajar de peso. Puedes sustituir la mantequilla por aceite en aerosol para la sartén, usar sustitutos de mantequilla y cambiar a productos lácteos descremados. Elije solo carnes magras sin piel, como pollo y pavo. No más del 28 % de las grasas (como una cuarta parte) de tus calorías deben provenir de la grasa. También es importante el tamaño de la porción. Come una porción de carne del tamaño de un mazo de cartas.

Incluso sol si tienes tiempo de correr a una tienda de descuento o a una tienda de conveniencia por algunos artículos rápidos, puedes tomar buenas decisiones.

  • Busca galletas integrales.
  • Elige avena y cereales integrales con poca azúcar o sin azúcar añadida para el desayuno, o cambia a huevos.
  • Compra nueces y palomitas de maíz sencillas como botana.
  • Está bien comer frijoles en moderación. Si son de lata, escurre y enjuágalos.
  • Las verduras congeladas o enlatadas son igual de nutritivas que las frescas.
  • Las frutas congeladas están bien, pero ten cuidado con las frutas enlatadas, por lo general vienen en jarabes azucarados. 
  • Elije atún enlatado u otro pescado enlatado en lugar de carnes grasosas y procesadas para tu comida, como el tocino o las salchichas.
  • Evita refrescos azucarados, jugo de frutas, bebidas energéticas, leche con chocolate, dulces, papitas, cereales dulces, jamón, galletas, comida frita o comidas congeladas.
  • Limita o elimina el alcohol.

Antes de ir a la tienda, haz tres cosas. Come algo, bebe agua y haz una lista. En tu lista, incluye ideas de desayunos, comidas, cenas y botanas.

Ni siquiera vayas a los pasillos que están llenos de botanas, dulces y postres. Pretende que no existen. Evita también las comidas congeladas.

Si aún no tienes claro qué alimentos comprar, pídele a tu médico que te envíe con un dietista. Recuerda, esta forma de comer es mucho más natural. Tu cuerpo debe responder de forma positiva a la comida más saludable. Con el tiempo, podría recompensarte con una vida sin diabetes.

Una persona puede tener prediabetes sin mostrar ningún síntoma. ¿Te preguntas si tú o un ser querido podría tener diabetes y no saberlo? Toma esta prueba de riesgo de prediabetes del sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Luego, toma el control del resto de tu vida.