No tires esos plátanos pasados hasta que hayas leído este artículo

Los plátanos son deliciosos, baratos, divertidos de comer y buenos para ti. Pero, ¿qué puedes hacer cuando los plátanos se ponen color café? ¡No temas! Es fácil convertir estos plátanos pasados en desayunos, comidas, cenas y bocadillos saludables.

Puedes machacar los plátanos suaves y hornearlos en panqués o panes rápidos. Puedes usarlos en lugar de gelatina en un sándwich de crema de cacahuate. Puedes cubrir un plátano pasado con una cucharada de helado y jarabe de chocolate para crear un banana split de ensueño. Incluso puedes meterlos en la licuadora para hacer un nutritivo batido. ¿No tienes tiempo para usar esos plátanos pasados ahora? Solo pélalos y mételos al congelador. Al sacarlos, tendrán la misma textura que el helado.

Guarda las cáscaras también. Puedes ponerlas en una jarra con agua y hacer fertilizante para plantas. O simplemente tíralas como abono.

¿Estás lista para usar tus plátanos pasados? Prueba esta receta de desayuno fácil y sano:

Crepas de mora azul, avena y plátano
(Rinde 5 o 6 crepas)
Tiempo de preparación y cocción: 20 minutos

Agregar avena a los plátanos y moras azules frescas aumenta la nutrición de este platillo y sigue siendo una opción rica y atractiva para los niños. Prepáralas en una sartén antiadherente grande y límpiala después de cada crepa. Para una versión vegana, engrasa la sartén con aceite de coco en lugar de mantequilla, y reemplaza la leche de vaca con alguna opción a base de plantas, como soya o almendra. Puedes agregar o sustituir las moras azules por frambuesas, fresas rebanadas, cerezas, pasas o tus nueces picadas favoritas. ¿No tienes avena? Puedes hacerlas sin avena, pero los cereales integrales aumentan la nutrición.

2 plátanos pasados, hechos puré
3/4 taza de leche
1/2 cucharadita de vainilla
1 taza de harina
1/2 tasa de copos de avena
3/4 cucharadita de polvo para hornear
1 pizca de sal
1/2 taza de moras azules frescas

En un tazón mediano, mezcla el puré de plátano, la leche y la vainilla hasta combinarlos bien.

En otro tazón, mezcla lo ingredientes secos: harina, avena, polvo para hornear y sal. Vierte la mezcla de plátano y revuelve hasta combinar, luego integra suavemente las moras azules. No mezcles de más.

Calienta una sartén de aluminio o de hierro forjado a fuego medio. Derrite un poco de mantequilla para cubrir la superficie, con un cucharón vierte 1/4 a 1/3 de la masa y extiende suavemente para crear las crepas. Cocina por 2 o 3 minutos. Una vez que aparezcan pequeñas burbujas en la superficie de la crepa y los bordes se vean secos, voltéala y cocina otros 2 o 3 minutos hasta que se doren por ambos lados. Repite el proceso hasta usar toda la mezcla.

Sírvelas calientes con mantequilla, mermelada, azúcar o un chorrito de jarabe de maple.

Para obtener más recetas deliciosas, consejos y sugerencias de cocina, descarga Como bien, rico y barato con $ 4 al día de Leanne Brown.